Search
Close this search box.

Día de la Expiación

El día de la expiación y el perdón de los pecados

El Día de la Expiación se originó durante la época de Moisés. Cuando Moisés bajó del monte Sinaí, vio a los israelitas adorando al becerro de oro. Y tiró al suelo las dos tablas de piedra que Dios le había dado. Al ver su indignación, los israelitas se dieron cuenta de su maldad y se arrepintieron.  

“A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación.”

Después de que los israelitas se arrepintieron, Dios se compadeció de ellos. Así que llamó a Moisés de regreso al Monte Sinaí para recibir un segundo conjunto de Diez Mandamientos. Más tarde, Dios designó el día en que Moisés bajó de la montaña por segunda vez como el Día de la Expiación. Y Dios también lo hizo una fiesta anual.  

“A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová. Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios. ... estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis.”

Solo en el Día de la Expiación, el sumo sacerdote entraba al Lugar Santísimo en el santuario ( Heb 9:7). Allí, llevó a cabo una ceremonia para transferir los pecados que se habían acumulado en el santuario a un chivo expiatorio. Esta ceremonia conducía al perdón de los pecados ( Lev 16 ).

Mientras Jesús estuvo en esta tierra, dio el ejemplo de también guardar las Fiestas ( Jn 7:1–37). De hecho, Él era la realidad del santuario ( Jn 2:19–21). Así que ahora, en lugar de ofrecer sacrificios de animales para el perdón de los pecados, Cristo tomó sobre Sí mismo nuestros pecados. Así, esta Fiesta contiene el sacrificio de Cristo para el perdón de nuestros pecados. 

Hoy, la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial conmemora esta Fiesta manteniendo el servicio de adoración y ofreciendo oraciones de arrepentimiento durante la Fiesta de las Trompetas , que culmina en el Día de la Expiación, cuando Dios perdona nuestros pecados cometidos durante el año. 

Video Relacionado